Emprendedores

Qué hacer si necesita un tratamiento de conducto

¿Ha notado más molestias recientemente al comer o beber? ¿Sufrió una lesión en la boca mientras practicaba deporte o como consecuencia de un accidente?

Si es así, es posible que necesite un tratamiento de conducto. Los profesionales dentales realizan miles de estos procedimientos cada año para salvar los dientes naturales. Esto es lo que debe hacer si sospecha que puede necesitar uno.

1. Reconoce las señales

Los conductos radiculares eliminan la infección de la pulpa y la raíz del diente, pero primero debe saber si tiene algún problema. Afortunadamente, vas al dentista cada seis meses para realizar controles, durante los cuales el técnico buscará caries. Sin embargo, si no visita regularmente a su proveedor, los siguientes signos pueden indicar que necesita el procedimiento:

  • Dolor de muelas persistente: El dolor de muelas puede tener varias causas, pero siempre merece una visita al dentista.
  • Sensibilidad al calor y al frío: Sentir malestar al beber té o comer helado puede indicar una infección en la pulpa.
  • Dientes astillados o lesionados: Si su diente se afloja o se astilla debido a una lesión, es posible que necesite este procedimiento.
  • Decoloración de los dientes: La decoloración de los dientes puede deberse a manchas superficiales o una infección en las profundidades de la pulpa.
  • Encías hinchadas y dolorosas: Las encías inflamadas que duelen al tocarlas pueden indicar una infección.

Algunos de estos síntomas también indican otros trastornos dentales. Solo un profesional autorizado puede determinar el tratamiento correcto.

2. Encuentre el especialista adecuado

Es probable que su dentista familiar no sea el único que realice el procedimiento de conducto radicular si lo considera necesario. Probablemente lo derivarán a un endodoncista, un médico que se especializa en el tratamiento de enfermedades que afectan el interior del diente y su raíz.

Sin embargo, si no tiene un dentista familiar al que visite con regularidad, puede buscar a un especialista directamente. Muchos de estos profesionales se ocupan de emergencias y traumas dentales y lo llevarán sin derivación.

3. Financia tu procedimiento

Incluso si tiene seguro, la cirugía de conducto puede costar mucho dinero, ya que tiene en cuenta los copagos y deducibles. Es mejor si no tiene que invertir innecesariamente en su fondo de emergencia. ¿Cuáles son algunas alternativas?

Una opción es usar su cuenta de ahorros para la salud, si su empleador ofrece una. Incluso si solo tiene un plan, aún puede usar sus beneficios para pagar los gastos médicos no pagados de su cónyuge o hijos.

Consulte también con su seguro médico. Aunque relativamente pocos planes cubren a adultos, algunos sí lo hacen y muchos más incluyen cuidado dental infantil. Si tiene cobertura dental y de salud estándar, es posible que pueda hacer una “doble inmersión”, según su compañía de seguros y su red.

LEER  5 Cosas de las que te arrepentirás antes de morir-Bronnie Ware-Resumen animado

4. Aprenda qué esperar

Puede parecer un cliché, pero el conocimiento es poder cuando se trata de calmar los nervios ansiosos. Aprenda todo lo que pueda sobre el procedimiento de conducto radicular antes de acostarse en la silla y esperar la sedación.

Es probable que su proveedor le consulte antes del procedimiento. Aquí hay algunas preguntas sugeridas para hacer:

  • ¿Por qué vale la pena salvar el diente? Su proveedor debe analizar sus otras opciones, como los implantes.
  • ¿Cuál es el pronóstico a largo plazo? ¿Cuánto tiempo durará su tratamiento de conducto? ¿Es probable que pierda el diente más adelante?
  • ¿Cuánto tiempo tomará la recuperación? En general, la mayoría de las personas se recuperan del tratamiento de conducto en unos pocos días a una semana. Su proveedor debe revisar su dieta con usted, incluso cuándo puede volver a comer ciertos alimentos.

5. Reúna su sistema de apoyo

Si le preocupa el dolor, consuélese. Su proveedor debe ofrecerle sedantes para su procedimiento. Sin embargo, este medicamento significa que no podrá conducir solo; asegúrese de tener a alguien que lo lleve y lo lleve a su cita.

También es útil tener a alguien con usted si su proveedor lo envía a casa con medicamentos. Algunas recetas para el dolor pueden causarle somnolencia y, simplemente, es mejor tener a alguien a su lado después de un procedimiento dental desafiante.

6. Prepare su espacio de recuperación

Afortunadamente, no tendrá que tener hambre después del procedimiento del conducto, aunque es posible que no tenga muchas ganas de comer después. Su única restricción real es esperar hasta que el efecto de la anestesia desaparezca para no morderse accidentalmente la mejilla o la lengua.

Sin embargo, debe evitar los alimentos duros y masticables hasta que el dentista haya restaurado completamente el diente. El calor o el frío extremos también pueden causar molestias. Aquí hay una lista de comidas y refrigerios útiles que debe tener en cuenta durante su período de recuperación:

  • Desayuno: Los huevos revueltos, el yogur y la avena son opciones saludables y suaves.
  • Almuerzo: Sopa y un sándwich suave como mantequilla de maní o queso.
  • Cena: Pasta, quinua o cuscús con verduras cocidas y frutas enlatadas.

Evite los alimentos como el maní quebradizo y el caramelo. Esto conlleva el riesgo de que se astille un diente.

Qué hacer si necesita un tratamiento de conducto: siga estos 6 pasos

Si necesita un tratamiento de conducto, no debe entrar en pánico. Siga los seis pasos anteriores y se sentirá mejor y tendrá una sonrisa más brillante en un abrir y cerrar de ojos.

Author

Moisés Cabrera

Encantado de emprender, el Internet es como pez en el rio para mi y quiero aportar valor a este mundo digital. Si crees que es de interés estos artículos no dudes en comentar.

¿Te gusta nuestro contenido?Recibe noticias y estrategias digitales a tu correo.

No pierda la oportunidad de recibir también descuentos de nuestros servicios.