Emprendedores

¡No preste dinero a la familia de su cónyuge sin leer esto primero!

Preste dinero a la familia de su cónyuge

Pocas cosas complican una relación como el dinero. Como resultado, si la familia de su cónyuge solicita ayuda financiera, es normal que se sienta muy en conflicto con el tema. Es posible que desee brindar su apoyo, pero es posible que le preocupe que el cambio dañe la relación. El truco es que, además de situaciones muy específicas, generalmente no es una buena idea. Si se pregunta por qué no debería prestar dinero a la familia de su cónyuge, esto es lo que necesita saber.

Tensión en tu relación con ellos.

Primero, prestar dinero a alguien cambia la dinámica. Si usted es a quien se le devolverá el dinero, es posible que se encuentre juzgando cada decisión de gasto que tome el miembro de la familia de su cónyuge, y si no aprueba sus elecciones, puede frustrarse o enojarse rápidamente.

El miembro de la familia también puede sentirse sometido a una gran presión. Incluso si toma decisiones financieras acertadas después de recibir el dinero, es posible que le preocupe tener ciertas expectativas sobre ellas. Esto también puede dañar la relación, incluso si está más que dispuesto a ser paciente.

Daño a su matrimonio

Cuando presta dinero a la familia de su cónyuge, es posible que usted y su cónyuge vean la situación de manera diferente. Pueden ser más difíciles o más fáciles para la familia que usted, creando una división en su matrimonio sobre cómo lidiar con la situación en el futuro.

Dado que la familia de su cónyuge está involucrada, es posible que tenga sentimientos a largo plazo que influyan en la forma en que perciben la situación. Si no está de acuerdo con su punto de vista, esto dará lugar a conflictos, lo que provocará conflictos en la relación con su cónyuge que pueden ser difíciles de superar.

LEER  HOMENAJE A KOBE BRYANT | CARLOS MUÑOZ

Terminando en un bono financiero

Prestar dinero a alguien significa tener menos disponible para sus propias necesidades. Si bien esto puede no ser un problema para las familias con un fondo de emergencia sólido, que logran sus metas de ahorro a largo plazo e ingresos estables, es posible que usted no tenga ese tipo de base financiera.

Si pedir dinero prestado significa que no puede lidiar con una situación financiera inesperada, se está poniendo en riesgo. Entonces, si ocurre el peor de los casos, puede terminar teniendo dificultades y también resentir a la familia de su cónyuge, culpándolos por sus dificultades, incluso si eso no es justo.

En última instancia, prestar dinero a la familia de su cónyuge puede ser una medida peligrosa. Esto puede causar un daño permanente a su relación con ellos o su matrimonio. Además, si tiene una emergencia, es posible que tenga problemas para navegar, y esto nunca es lo ideal.

Preste dinero a la familia de su cónyuge, ¡evítelo!

En la mayoría de los casos, es mejor evitar prestar dinero a su familia. Si necesitan ayuda, considere ayudarlos a encontrar otros recursos. De esa manera, tienen más posibilidades de obtener apoyo, todo sin que usted tenga que arriesgar dinero.

¿Puede pensar en otras razones por las que prestar dinero a la familia de su cónyuge no es una decisión inteligente? ¿Alguna vez ha prestado dinero a la familia de su cónyuge y ha tenido un mal resultado? Comparta su opinión en los comentarios a continuación.

Lee mas:

Author

Moisés Cabrera

Encantado de emprender, el Internet es como pez en el rio para mi y quiero aportar valor a este mundo digital. Si crees que es de interés estos artículos no dudes en comentar.

¿Te gusta nuestro contenido?Recibe noticias y estrategias digitales a tu correo.

No pierda la oportunidad de recibir también descuentos de nuestros servicios.