Emprendedores

¿Auto Nuevo, Usado o Arrendado? La Forma Financieramente Responsable de Comprar un Auto.

¿Deberías comprar un auto nuevo, usado, o arrendarlo? En este video platicaremos sobre la forma financieramente responsable de hacerte de un auto.

Y lo cierto es que en la mayoría de los casos, la compra de un auto es una mala decisión financiera.

Y es que, en la mayoría de los casos, la compra de un auto es por puro lujo:

– Para viajar más cómodamente
– Para jugar al «keeping up with the Joneses» con los vecinos y presumirles que podemos comprar un mejor auto que ellos

Y si consideramos que, además, en la mayoría de los casos no tenemos un plan de retiro, comprar un auto no debería estar entre nuestras prioridades.

Dicho de otra forma, ¿de verdad te vas a comprar un auto de $300,000 que te va a costar en realidad más como $360,000 porque pagarás intereses, y que además perderá hasta el 25% de su valor en cuanto salga de la agencia cuando en tu plan de ahorro para el retiro no tienes ni esos $300,000?

Lo primero es intentar alejarnos de los autos nuevos, justamente por lo rápido que pierden su valor, además de que, por supuesto, por su mayor costo, son para una menor cantidad de bolsillos. A menos que ya tengas ahorrado suficiente dinero para cubrir más del 90% de ese auto de contado, tengas cubiertos los tres puntos anteriores, y estés consciente de la pérdida de valor inmediata y de que no te generará dinero, entonces adelante.

Lo siguiente, después de saber que debemos alejarnos de los autos nuevos, es pensar en cuánto podemos gastar en un auto. Esto, por supuesto, variará entre cada uno de nosotros. La famosa guía de no gastar más de 6 meses de nuestro sueldo en un auto es, francamente, irresponsable. Esta guía no toma en cuenta qué tan gastados estamos. Si ganamos $50,000 al mes pero ya comprometimos $49,000 a nuestros gastos (espero que incluyendo las aportaciones al retiro), por supuesto que no vamos a ir a comprar un auto de $300,000!

Una excelente forma de saber cuánto podemos juntar, es simplemente ahorrar ese dinero que planeamos destinar a un auto mes con mes por 10 meses. En el ejemplo anterior, entonces, se podría ahorrar $1000 al mes. Y uff, ¿un auto de $10,000? Este es un video terrible. Pero qué crees, si en 10 meses solo puedes ahorrar $10,000 (mas un poco de rendimiento de CETES), es para lo único que te alcanza.

Una vez que juntes suficiente para comprar un auto —por ahorrar 10 o más meses— lo siguiente que debes de considerar es que ahora tu auto representará costos: costos de mantenimiento, impuestos y gasolina sobre todo.

Pero la idea general aplica, compra un auto dentro de 10 meses con lo que logres ahorrar en ese tiempo y cada 10 meses (o el tiempo que decidas) puedes ir «escalando» de auto con dinero que estás ahorrando. De esta forma, no te embarcas una deuda que te cueste trabajo pagar y sobre todo, unos intereses bastante grandes solo por tener un mejor auto que el vecino.

Arrendar un auto es quizás una idea más que tengas para tener un auto nuevo. Al arrendar el pago inicial es menor que al comprar, aproximadamente 5% del valor del vehículo. El pago de la renta te parecerá razonable, y además puedes cambiar tu auto cada pocos años por uno nuevo, entonces siempre tienes un auto moderno! Pero toma en cuenta que al final no será de tu propiedad, y algunos contratos limitan el kilometraje que puedes recorrer, y si te pasas de el límite, habrá una penalización.

El arrendamiento solo tiene sentido en los casos en los que el vehículo será un activo para una persona con actividad empresarial o una empresa, ya que les ayuda a no descapitalizarse y es un vehículo que necesitan para su actividad, incluso pueden deducir los pagos. Pero si pudieran comprar y depreciar los vehículos quizás esa sigue siendo una mejor opción que arrendar.

Pero si eres una persona física con actividad empresarial y no vas a convertir al auto en un activo, sino solo será un gasto, aunque pudieras deducirlo, no tiene sentido. Si alguien te ha recomendado arrendar porque significa deducciones y menos pago de impuestos, significa que no se hicieron las cuentas: arriendas un auto por $4,000 al mes, $48,000 al año, digamos que puedes deducir los $48,000 y que estás pagando 35% de ISR (lo máximo que se paga en México). Significa que te recomendaron darle $48,000 a una agencia automotriz para evitar darle $16,800 a hacienda. Suena a que en lugar de evitar pagar $16,800 pagaste $31,200 de más. #FinanzasPersonales #EducaciónFinanciera
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Author

ag-tijuana

Encantado de emprender, el Internet es como pez en el rio para mi y quiero aportar valor a este mundo digital. Si crees que es de interés estos artículos no dudes en comentar.

Chatear en Whatsapp