pequeños presupuestos

Ser estudiante, y especialmente alguien que vive fuera de casa en su propio alojamiento, puede ser una experiencia costosa, ya sea por necesidad o simplemente porque está tratando de vivir una vida estudiantil variada y social gastando más.

No hay duda de que ser estudiante vendrá con su parte justa de préstamos y gastos estudiantiles, pero eso no significa que aún no pueda ahorrar dinero en la medida de lo posible y controlar mejor sus ahorros.

Con eso en mente, aquí hay 6 fantásticos trucos de rescate que puedes probar si eres un estudiante (o si planeas convertirte en uno).

  1. Compartir alojamiento

Mudarse a su alojamiento para estudiantes puede ser un momento con el que muchos estudiantes sueñan, incluso mucho antes de comenzar a estudiar. Es hora de administrar su propia casa y ser responsable de configurar su propia casa. Dicho esto, no hay duda de que puede ser un shock para el sistema y costoso. En lugar de intentar pagar la factura usted mismo, intente compartir su alojamiento con tantas personas como sea posible para compartir las facturas.

  1. Considere ir a casa

Si no te gusta vivir en un alojamiento para estudiantes, puedes ahorrar mucho dinero mientras sigues viviendo en casa, pero yendo a la universidad todos los días. Aún puede participar en actividades sociales yendo a ellos, para asegurarse de no perderse experiencias o amigos.

  1. Hacer un presupuesto

El presupuesto puede ser lo último en lo que esté pensando un estudiante universitario, pero puede ser de gran ayuda mes a mes. Especialmente si tienes tu préstamo estudiantil reembolsado en una sola cantidad, el presupuesto es lo que te ayudará a evitar gastarlo todo de una vez.

LEER  7 DIFERENTES TIPOS DE IMPUESTOS LABORALES -

Haga un presupuesto para:

  • Tus cuentas esenciales
  • Cualquier gasto adicional, como salidas nocturnas y golosinas.
  • Cualquier dinero que quieras ahorrar
  1. Considere una beca

Uno de los mayores compromisos económicos de ser estudiante es la educación en sí. Si está solicitando un préstamo estudiantil, se endeudará inmediatamente antes de comenzar. Si bien los préstamos para estudiantes no son el peor tipo de deuda, ya que siempre se otorgan por una buena razón, no hay nada de malo en tratar de evitarlos por completo buscando una beca. Puede buscar en línea a través de servicios como CollegeData para encontrar becas relevantes en su área elegida.

  1. Aprende sobre la marcha

Es posible que no ahorre en el primer intento, pero averigüe dónde está yendo mal, en qué está gastando mucho dinero y dónde puede ahorrar después del primer año. El Año Nuevo también puede ser un gran lugar para comenzar con nuevos hábitos de ahorro.

  1. Haz lo que puedas en casa

Ser un estudiante sociable no significa necesariamente gastar una fortuna en bares, discotecas y espacios sociales. Aún puede ser sociable en casa ahorrando dinero y comprando alimentos y bebidas a granel, mientras socializa en el interior, en lugar de pagar de más para salir.

Ahorrar como estudiante no significa perder experiencias importantes; sólo un poco de práctica para saber dónde gastar y dónde ahorrar.

Author

Moisés Cabrera

Encantado de emprender, el Internet es como pez en el rio para mi y quiero aportar valor a este mundo digital. Si crees que es de interés estos artículos no dudes en comentar.

¿Te gusta nuestro contenido?Recibe noticias y estrategias digitales a tu correo.

No pierda la oportunidad de recibir también descuentos de nuestros servicios.